domingo, 13 de julio de 2008


ARGENTINA Y SUS VINOS

Argentina es el quinto productor mundial de vino, y segundo de América, detrás de USA, y en su historia reciente, ha tenido una penetración muy importante en el mercado internacional, compitiendo con los mejores del mundo, con vinos de muy alta calidad. Con su cepa insignia, Malbec, se ha posicionado sólidamente como el primer productor de Suramérica.

HISTORIA
Pasaría medio siglo, desde la llegada de Colón, para que en 1.543, llegasen a Argentina, las primeras vides, específicamente a la ciudad de Salta, procedentes del Alto Perú. Unos 10 años después llegan las vides a la ciudad de Santiago del Estero, donde gracias a los Jesuitas floreció el cultivo de la vid, para este momento las cosas comienzan a suceder rápidamente, y no pasarían 5 años cuando se fundan ciudades de Mendoza (1.561) y San Juan (1.562), que se convertirían en puntos estratégicos por donde ingresarían vides provenientes de Chile, a toda la Región de Cuyo.
La vid se transformó rápidamente en la principal riqueza Cuyana, y en 1.598, ya se degustaban en Buenos Aires los vinos de la zona.
Para finales del siglo XVI, la viticultura se desarrollaba en la provincia de las Misiones, y comienzan a dar signos de actividad en las provincias de Córdoba, Santa Fé y Buenos Aires. Pasarían dos siglos y medio, de lento pero consistente desarrollo, hasta que hacia 1.853, Domingo Faustino Sarmiento, gobernador del Cuyo (Mendoza-San Juan), contrata al francés Aimé Pouget, para que introduzca las primeras cepas francesas, entre otras la reconocida Malbec, cuya apropiada adaptación a la zona, la convertiría, a la postre, en insignia de la industria vitivinícola de Argentina.
En tiempos mas recientes, en 1.916, arriban a la región noreste (Salta-La Rioja-Catamarca), José Alazraqui y Miguel Hurtado, quienes dan un impulso importante a la viticultura local.
Después de un repunte importante en la producción de vinos de mesa en los años 70’s, la década de los 90’s se convirtió en la era de la inversión, introducción de tecnología de punta, capitales extranjeros permitieron refinar la producción de vinos de calidad superior, lo que le permite proyectarse a nivel internacional.
A partir de la década de los 90’s, se nota un cambio en la estrategia de producción de los vinos Argentinos, de grandes volúmenes de vinos de mesa, a volúmenes moderados de vinos finos, con calidad de exportación.

DENOMINACION DE ORIGEN CONTROLADA
De reciente creación, a fines de los 80’s, Argentina establece las primeras Denominaciones de Origen Controlada, comenzando en la región de Mendoza, y propulsada por las bodegas Bianchi, Suter y Goyenechea. Así mismo encontramos entre los precursores a la Bodega Canale, de Río Negro.

REGIONES VINÍCOLAS
La zona vinícola Argentina se encuentra al oeste del país, recostada a la cordillera de los andes, con alturas que oscilan entre 500 y 1.500 metros sobre el nivel del mar. Los vientos húmedos del pacífico, descargan su humedad sobre los andes chilenos, entrando al país secos, determinando una zona semidesértica, con inviernos igualmente secos, y una precipitación anual entre 100 y 400 mm de lluvia al año.
Está dividida en tres grandes regiones:
Centro-Oeste (Cuyo)
Nor-oeste.
Sur (Patagónica).

La Región CENTRO-OESTE, esta subdividida en siete (7) subregiones donde sobresalen Mendoza, San Juan y Valle del Uco.
MENDOZA, la más importante del país, aglomera la viticultura alrededor de los ríos de montaña. Esta región posee un suelo fino de características aluvionales, rocoso y arenoso. Las cepas más sembradas son las blancas, Chenin Blanc, Torrontés Riojano, Chardonnay, Riesling y Sauvignon Blanc, entre muchas. Y las tintas, Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Pinot Noir, Barbera, Sangiovese, Tempranilla y Boyarda, entre otras.
SAN JUAN, se encuentra en ambos lados del río del mismo nombre, observándose que los suelos situados en la margen izquierda del río son pedregosos y en parte cubiertos de arcilla y arena, adecuados al cultivo de la vid. Los ubicados sobre la margen derecha son de gran fertilidad, en general arenosos, arcillosos y poco profundos.
En San Juan la subzona mas importante es el Valle del Tulum y en menor proporción los valles de Zonda y Ullum. La variedad predominante es la rosada, Cereza, y entre las blancas le siguen en superficie sembrada, las variedades Moscatel de Alejandría, Pedro Giménez y Torrontés Riojano.
VALLE DEL UCO, ubicada al sur oeste de la ciudad de Mendoza, abarca territorios cultivados de los departamentos de Tunuyán, Tupungato y San Carlos, sobre el piedemonte Andino. En esta área predominan las variedades tintas, entre otras: Malbec, Tempranilla, Barbera, Merlot, Cabernet Sauvignon, Sangiovese y Bonarda. Y entre las blancas para vinificar, están Semillón (principalmente en Tupungato), Torrontés Riojano, Pedro Giménez, Chardonnay y Chenin.

La región NOR-OESTE, esta compuesta por cuatro (4) sub regiones, entre las que sobresalen SALTA, CATAMARCA y LA RIOJA.
SALTA, donde se destaca el Valle de Calchaquíes, encontramos la localidad de Cafayate, la más importante de la región para la producción de vinos, que cuenta con los viñedos más altos del mundo (1.700 m.s.n.m.), y suelo francoarenoso profundo, con ripio y piedras sueltas; donde el Torrontés Riojano es la cepa insignia, seguido por Chardonnay, Chenin y Cabernet Sauvignon.
CATAMARCA, con sus suelos son profundos, francos o limoarenosos, donde la variedad cereza tiene una predominancia general, acompañada en menor cuantía de Torrontés Riojano, Bonarda y Moscatel de Alejandría.
LA RIOJA, tiene suelos aluvionales con textura franca a franca-arenosa; y está conformada por pequeños valles, entre las Sierras de Velasco y Famatina. La cepa por excelencia de la zona es el Torrontés riojano.

Por último la Región SUR, como su nombre lo indica es la región mas austral de argentina, donde destaca la zona de RIO NEGRO, en la que se siembran las tintas Malbec, Merlot, Syrah, Piriot Noir, Cabernet Sauvignon, y Bonarda, y las blancas Torrontés Riojano, Pedro Giménez, Semillón, Torrontés Sanjuanino, Sauvignon Blanc, Torrontés Mendocino y Chenin.

TURISMO
La ya internacionalmente conocida Ruta del Vino es un desplazamiento que bordea la Cordillera de los Andes comenzando por la provincia de Salta y bajando hacia el sur, pasando por Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza y Neuquén, para terminar en Río Negro.
De acuerdo a ArgentinaTuristica.com, los vinos Argentinos, tienen una capacidad antioxidante mayor que los de Usa, Chile y el Viejo Mundo, esto debido a la altura, inusual, a que se encuentran los viñedos, lo que incidiría en una alta concentración de “Polifenoles”, que son las sustancias beneficiosas para la salud, lo que los convierte en uno de los vinos mas saludables del Planeta.

En resumen podemos decir que Argentina nos presenta una gran diversidad de vinos elegantes, bien presentados, y muy satisfactorios, que pueden ser degustados a unos precios, muy competitivos, frente a los vinos del viejo mundo.