sábado, 27 de diciembre de 2008

INAUGURAMOS NUESTRO NUEVO PORTAL!!!







El Club Amantes del Vino, se complace en anunciarle que ya tiene disponible su pagina WEB:








Nuestra comunidad sigue creciendo, ya tenemos disponible nuestro nuevo portal, el cual vendrá a apoyar las actividades del club. En el encontrarás herramientas que contribuirán a compartir mejor la información del club.Entra con link que colocamos a continuación y encontrarás toda la información que necesites, aprende, comparte, disfruta, entra ya!!!!
















Dr. Vino te invita.

lunes, 15 de diciembre de 2008

UN VINO PARA ACOMPAÑAR EL PLATO NAVIDEÑO


El plato navideño, tradición centenaria, que reúne a la familia venezolana, para compartir las experiencias del pasado año y las metas del venidero. Ardua tarea, elegir un vino para maridar el multisensorial plato, primero porque el vino, no es parte de nuestras costumbres culinarias, aunque hay que reconocer, que últimamente ha ganado mucho terreno, y segundo, por la infinita cantidad de sabores que componen esta tradición decembrina. Todo un reto para los conocedores y una aventura para los aficionados.

Difícil la tarea de encontrar un vino que acompañe el Plato Navideño, porque en el están presentes, una gran variedad de platillos de diferentes sabores, con múltiples ingredientes cada uno.
Entre los principales platillos que encontramos, está como maestra de ceremonia, la popular y multisápida Hallaca, amalgama de culturas centenarias, que encuentra en cada hogar venezolano una variante que la hace única e inmejorable, de allí el dicho “La mejor hallaca es la que hace mi mamá”; A esta reina la escoltan la suculenta ensalada de gallina y el delicioso pan de jamón, los cuales contraponen sabores que enriquecen el plato y su degustación. Aparte, con mucha frecuencia nos encontramos, como platillos adicionales, el sabroso jamón planchado y el jugoso pernil. Todo esto sin contar los deliciosos postres, entre los más famosos, el tradicional dulce de lechosa o toronja, los crujientes turrones, o la suculenta torta negra o torta de navidad.

Para acompañar esta amalgama de sabores, en lo que al plato principal se refiere, voy a recomendar tres alternativas a escoger, de acuerdo a las preferencias personales de cada quien, la primera sugerencia es un blanco robusto, pudiese ser un chardonay y mejor si tiene un poco de añejamiento en madera, esto con el objetivo de que la comida no sobrepase al vino, como segunda alternativa, voy a sugerir un vino tinto, joven, de taninos medios, no puede ser muy fuerte o arropará el plato, anulando el placer de su degustación, y la tercera propuesta, consiste en un espumante, preferiblemente brut, esto porque a mi me parece que los espumantes son tan versátiles que van bien con casi cualquier comida. Escoja la alternativa que mas le guste, reúnase con amigos y familiares y compartan la experiencia, elijan otra y revivan la experiencia, lo mas agradable del vino, es que nos incita a disfrutar de los placeres gastronómicos y de la buena compañía. Para el postre, cualquier vino dulce, como un porto, un pedro ximenes, o un late harvest, puede funcionar muy bien, al igual que un espumante, en este caso un demisec.
Pero no se ciñan ciegamente a estas recomendaciones, lo mas hermoso del vino es el placer que nos produce al degustarlo, por lo tanto, aventúrese, experimente, y evalúe lo que mas le gusta a usted, y disfrútelo, con conciencia, en unión de sus seres queridos. Feliz Navidad, Próspero Año Nuevo y Salud!

domingo, 30 de noviembre de 2008

EL VINO Y LA NAVIDAD



La Navidad, es una celebración Cristiana, que a ido alcanzando a millones de personas, no necesariamente feligreses de la iglesia católica o sus derivaciones, en muchas partes del mundo, y ha generado en nuestro País una Cultura completa alrededor de ella, en donde el vino ha materializado un protagonismo cada vez mas acentuado, a pesar de que en Venezuela el amor por el vino todavía está en pleno desarrollo. Este protagonismo sin duda alguna se lo llevan los vinos Espumosos, los cuales han estado entre nosotros desde hace muchísimos años, no así los llamados vinos de mesa o los de postre. A los cuales dedico una parte del presente trabajo.

La palabra Navidad proviene del latín natívitas, ‘nacimiento’. La Navidad es una de las fiestas cristianas más importantes, pues conmemora el nacimiento de Jesucristo. Sin embargo, con el pasar de los años, la navidad se ha convertido en un estado de ánimo compuesto por un conjunto de fiestas, tradiciones, música, comidas, bebidas, etc.

En lo que respecta a las fiestas, además de la Navidad, se celebra también la llegada del Nuevo Año. Por otra parte, en lo que a música se refiera tenemos dos expresiones musicales que sólo se escuchan en navidad, los Aguinaldos y las Gaitas Maracuchas, son un ejemplo de estas. En lo que a comidas se refiere, aparecen en nuestras mesas, entre otros, la tradicional Hallaca, el Pan de Jamón, la Ensalada de Gallina, El Jamón Planchado y el Pernil, y por los dulces, el sabroso Dulce de Lechoza o Toronja, la Torta Negra y los Turrones. Por último, hablaremos de las bebidas que acompañan este delicioso festín, el Vino como su máximo exponente, con los Vinos Espumosos, liderizados por el aristocrático Champagne, pasando por el antiquísimo Ponche Crema, quizás, adaptación criolla de los Ponches españoles que se liban en estás mismas fechas y que son elaborados a base de frutas y aguardiente, y culminando con la gran variedad de destilados, que se consumen de acuerdo al gusto de cada quien.

En Venezuela a diferencia de la madre patria no existe una gran pasión por el vino de mesa, sin embargo, en el último año hemos visto un entusiasmo creciente por el conocimiento y consumo de vino. Esto hace que de manera obligada abordemos el tema de cuales serían los vinos adecuados para acompañar la Mesa Navideña.

Comencemos por aclarar que el vino ideal no existe, cuando me preguntan, lo cual oigo a menudo, ¿Cual es el mejor vino?, inmediatamente contesto con otra pregunta, ¿Para que ocasión?, sin duda el vino a degustar tiene que estar de manera inequívoca, acorde con la ocasión en que lo serviremos y a la comida que acompañará.

Por otra parte, tenemos que tener en cuenta que la comida Navideña es muy variada, tanto en ingredientes como en sabores, y la Hallaca, reina de las fiestas, en si, encierra una amalgama de culturas, pues incluye condimentos de varios continentes, diversos tipos de carne, y por supuesto vino. Si a esto le agregamos que en cada región Doña Hallaca tiene un toque especial, aumentamos el nivel de complejidad de nuestra tarea, sugerir un vino para acompañar nuestra cena de navidad. Tenemos que tomar en cuenta que La Hallaca combina de manera impecablemente balanceada, los sabores básicos del gusto, salado, dulce, ácido y amargo, y encima de eso en algunos casos picante. Por último estemos concientes, que la untuosidad de la Hallaca, producto de la grasa que contiene, es un factor muy importante al elegir un vino como acompañante.

Tomando como ejemplo la Hallaca Caraqueña, que es la más común en el centro del país, y sin dejar por fuera el resto de los platos, la primera conclusión a la que llego, es que para no quitar el merecido protagonismo a la Hallaca, necesitamos un vino con poca estructura, que nos acompañe el plato sin pasar encima de ella. Por lo cual podría tratarse de un vino Blanco de carácter medio o un vino Tinto joven, preferiblemente ligero, yo personalmente, me inclino más por esta última opción. Lo segundo a mencionar es la región de producción del vino, la cual para mi, no reviste mayor importancia en este caso, pues nos encontramos con lo que denomino una de los primeros platos Fusión del mundo, amalgama de la antigua Europa con la joven América, por lo que, perfectamente podemos elegir un vino de cualquiera de estos dos continentes. Los europeos un poco menos solidarios con nuestro bolsillo.

Para los amantes del blanco, sugiero o un Riojano, como Marqués de Cáceres, o un Chileno, como Marqués de Casa Concha Chardonnay, o Santa Rita Casablanca. Entre los tintos sugiero algo muy joven, afrutado, preferiblemente sin barrica, pudiendo ser un Riojano como Coto Crianza, un francés como un Beaujolais Noveau, y para no dejar fuera lo nuestro un Altagracia Tinto de Pomar.

He dejado de último los postres, pues son el último plato de la cena y merecen tratamiento aparte. Los dulces navideños, criollos o importados, son de una dulzura extrema, por lo que para acompañarlos sugerimos dos vertientes, de acuerdo al gusto del consumidor, o un licoroso dulce, del tipo Porto, o un Espumoso, en este caso Demisec, los de Pomar son excelentes.
Pero no se ciñan ciegamente a estas recomendaciones, lo mas hermoso del vino es el placer que nos produce al degustarlo, por lo tanto, aventúrese, experimente, y evalúe lo que mas le gusta a usted, y disfrútelo, con conciencia, en unión de sus seres queridos. Feliz Navidad, Próspero Año Nuevo y Salud!

(Publicado en Semanario ABC)

domingo, 16 de noviembre de 2008

CESTA DE NAVIDAD DEL CLUB


Estamos promocionando las Cestas de Navidad del Club, a continuación encontrarás la descripción de la primera que estamos promocionando, la llamada BÁSICA, en próxima fecha listaremos otras que se encuentran en confección.
Cabe señalar que la foto no se corresponde con los productos de la misma, lo productos se detallan por escrito.
Los despachos son sólo para Valencia, Venezuela.
Se trata de cantidades limitadas, por lo que sugerimos colocar su pedido cuanto antes por los teléfonos, 0241-824-5294 / 0241-824-7134/ 0414-416-4101

BÁSICA
Botella de Vino Espumante
Botella de Vino Blanco
Botella de Vino Tinto
Botella de Vino de Postre
Guía práctica de Maridaje
Panetón Navideño
Turrón importado
Aceitunas rellenas
Queso redondo amarillo
Lata de Galletas
PVP 340,00 (mas IVA)

BEAUJOLAIS NOUVEAU


Un minuto pasada la media noche del tercer jueves de cada noviembre, en la zona de Beaujolais, al sur de Francia, se inicia una desenfrenada carrera para acarrear y distribuir, el Beaujolais Nouveau. La ley Francesa no permite que sea entregado antes de esta fecha. Y la carrera comienza, en aviones, trenes, camiones, o como sea necesario, en pocos días cerca de 7 millones de cajas, casi la mitad de la producción anual de la zona es distribuida y bebida, alrededor del mundo. En París, al día siguiente lo que se lee por doquier es “Le Beaujolais Nouveau est arrivé!”, “El Beaujolais Nouveau arribó!”.


HISTORIA
Comencemos por conocer un poco la historia que encierra su zona de producción. En el siglo I después de Cristo, Los ejércitos de Cesar pasan los Alpes hacia tierras Galas, fundando ciudades, construyendo teatros, acueductos y caminos, y a los lados de esos caminos sembraron la vid. Posteriormente los Bárbaros y los Árabe invadieron dichas tierras y disfrutaron del producto de las vides.
Hacia el siglo X, el Duque de Beaujeu, funda la ciudad de Beaujeu, en las colinas al oeste de Beaujolais, dando nombre a la zona. En Julio de 1935 Philippe the Bold decreta la prohibición de sembrar la cepa Gamay en la zona de la Borgoña, por lo que se comenzó a sembrar la cepa Pinot Noir, en dicha zona, relegando la cepa Gamay a Beaujolais. Hoy en día en Beaujolais, Gamay está en su elemento natural.

LA ZONA
Al sudeste de Francia, se localizan varias zonas productoras de vino, entre las cuales se destaca La Borgoña, Beaujolais está localizada al sur de la Borgoña entre las ciudades de Macon y Lyon. La producción anual de esta zona se estima en unas 13 millones de cajas de vino.
Lo mejor de todo, es que una vez al año, casi la mitad de esta cosecha, es prensada, fermentada, afinada, filtrada y embotellada para ser vendida en sólo semanas bajo el conocido nombre de “Beaujolais Nouveau”.
Es interesante notar que en Beaujolais no hay grandes terratenientes, existe un sistema de acopio, a través del cual cientos de pequeños y medianos productores venden sus uvas. La mayoría de estás uvas son compradas por Negociantes Independientes quienes las procesan y producen vino.

EL VINO
Es increíble saber que sólo unas semanas antes, el vino no era más que unos racimos de uva en los viñedos de los productores.
Debido a la rapidez como es hecho, sus componentes phenólicos, en especial los astringentes taninos, que son muy comunes en los vinos tintos, son muy escasos, dejando al vino un sabor afrutado y una sensación de frescura muy similar a los vinos blancos. Todo esto unido al hecho de que sabe mejor cuando está muy frío, lo convierte en un vino muy fácil de beber, y una excelente vía para los amantes del vino blanco pasar al tinto.
El vino puede ser tomado como aperitivo, o acompañando platos tales como, Pates, Parrillas, Hamburguesas, etc.
Entre los productores mas exitosos se encuentran Georges Dubœuf, Loius Jadot, Joseph Drouhin and Mommessin. Pero el éxito en el mercadeo de este producto tiene un nombre GEORGES DUBŒUF, quien es el principal promotor y mercader de Beaujolais Nouveau.
El Beaujolais Nouveau, es un vino joven, afrutado, poco alcohólico, muy agradable, fácil de tomar, informal, sencillo pero sin complejos, que últimamente se ha convertido en un fenómeno mundial, que se recibe el tercer jueves de noviembre de cada año, y que se desarrolla en un lapso de tiempo muy corto, apenas seis (6) semanas, en las cuales, los racimos de uva son cosechados, prensados, fermentados, embotellados, y distribuidos, para ser degustados alrededor del mundo. “Santé”.

domingo, 9 de noviembre de 2008

RESEÑA. El Legado de Robert Mondavi en Chile



NOCHES DE CATA
Quinta La Victoria

Los lujosos salones de Quinta La Victoria, abrieron sus puertas para recibir a más de 30 enófilos, que ávidos de conocimientos y experiencias, se reunieron en un ambiente relajado, grato y ameno, y departieron para degustar los vinos de Arboleda, magistralmente acompañados por la alta gastronomía del Restaurante Paladar.

Robert Mondavi fue un visionario del Mundo del Vino, que sin duda fue un factor determinante en el moldeado de la cultura vinífera en California, el Nuevo Mundo y en todo el planeta.

Así comenzó esta interesante cata, que nos llevó de la mano a conocer un poco a Robert Mondavi, su visión de negocios y su proyección mas allá de su base de operaciones en Napa, California, para alcanzar tierras tan lejanas como Italia, Australia y Chile.

Los Amantes del Vino fueron recibidos con una copa de Espumante de Nieto Senetiner, Extra Brut, cortesía de Pedalco, al igual que el resto de los vinos, quienes son los distribuidores de los vinos Arboleda, los cuales fueron la vedette de la noche.

Después de escuchar la breve charla de parte de Juan Carlos Ortega, se procedió a catar el primer vino de la noche, Arboleda Sauvignon Blanc 2007, vino cristalino de color amarillo claro, con aromas, que los participantes describieron como, cítricos, pimentón verde, grama, y algunas notas vegetales. En boca armonioso, sin arístas, muy bien balanceado, sorprendiendo a la concurrencia por su suavidad a pesar de su contenido de 13,5 grados de alcohol. Este vino fue maridado exquisitamente con, Soufflé crocante de jojoto, coronado con rosas de salmón ahumado sobre espejo de queso de cabra.

A continuación degustamos el Arboleda Cabernet Sauvignon 2004, a la vista rojo rubí de intensidad media, en nariz muy agradable, pleno, se percibieron aromas a frutos rojos, madera y cuero, en boca, perfectamente equilibrado, elegante y persistente, acompañado con, Adecuación de provoletta napolitana coronado con centro de lomito al grill, que iban uno al otro de la mano.

Cerramos el evento con un delicioso postre, Creppe rellena de compota de manzana y queso brie en almíbar de pétalos de rosa, que fue armonizado con un espumante Nieto Senetiner, esta vez, Brut Nature.

Una noche inolvidable.

domingo, 2 de noviembre de 2008

CHILE Y SUS VINOS




Chile es el noveno productor de vinos del mundo, y sus vinos tienen el reconocimiento mundial por su calidad. Principalmente orientado a la exportación, su consumo interno es muy bajo, por lo que las cepas reconocidas internacionalmente, son las más cultivadas. Con un clima perfecto para la siembra de vides, Chile tiene un merecido puesto de honor por la excelencia de sus vinos, los cuales están presentes en todo el planeta.

HISTORIA
Las primeras vides las traen los españoles a través de los sacerdotes misioneros, quienes siembran vides hacia el año de 1548, en el Valle del Bío-Bío, con el fin de producir el vino para consagrar. La primera uva sembrada, todavía se puede encontrar en algunos lugares, y fue de la variedad llamada “Negra”, en España, también conocida como ”País”, en Chile y ”Misión”, en California.
Luego las viñas se extienden a los alrededores de Santiago, encontrando aquí las mejores zonas para el desarrollo de la vid.
Pasarían mas de 300 años para que Claudio Gay, técnico Francés, fuese contratado por el gobierno de Chile, para que realizara un trabajo de investigación sobre la adaptación de las cepas europeas en territorio chileno, y el año siguiente, Silvestre Ochagavia, viaja a Europa a contratar expertos franceses y se comienza a reemplazar los viñedos de la cepa “País” por Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Pinot, Riesling, Sauvignon Blanc y Sèmillon. Después siguieron emprendedores, entre los cuales se encuentran, Maximiano Errázuriz, Luis Cousiño, Bonifacio Correa Albano, Melchor Concha y Toro, y Alberto Valdivieso, de quienes hoy día reconocemos sus nombres en los vinos mas prominentes de Chile.
Hacia finales de los 70’s, comienza la verdadera revolución de los vinos chilenos, con la introducción de tecnologías modernas, tales como la utilización de “roble” en la crianza de los vinos, hasta esa fecha, se utilizaban barricas de “raulí” una madera chilena de excelente calidad, que sin embargo, no aportaba los aromas que aporta el “roble”.
A inicios de los 80’s comienza a reconocerse la valía de los vinos chilenos, en Europa, lo que hace que productores del Viejo Mundo, se interesen en invertir en chile, tales como, Miguel Torres y Domecq, de España, y de Margaux y Lafite Rothschild, de Francia. No pasarían más de diez años cuando íconos como Robert Mondavi se hiciera presente en el mercado chileno, en una Alianza Estratégica con la Familia Chadwick.

CARACTERÍSTICAS DE LA VITICULTURA CHILENA
Chile tiene la dicha de ser uno de los pocos lugares del mundo, libres de Filoxera, plaga de origen americano, que a fines del siglo XIX, prácticamente acabó con el viñedo europeo.
Con un mercado interno pequeño, está orientado a la exportación, lo que hace que las cepas predominantes sean las de mayor demanda mundial, Cabernet Sauvignon, Merlot, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Recientemente se están sembrando otras variedades, entre las cuales sobresalen Pinot Noir, Syrah, Chardonnay, etc.
Su uva insignia es el Carmenére, cepa que se pensaba extinta por la filoxera, originaria de Médoc, en Burdeos, Francia, que sobrevivió oculta entre el Merlot en Chile. Esta fue redescubierta en 1994, por el ampelógrafo francés Jean-Michel Boursiquot, quien advirtió que algunas plantas de supuesto Merlot maduraban tardíamente.
Chile ostenta un importante 9no lugar en la producción mundial de vino, y esta presente con vinos de categoría mundial, como el Don Melchor, vino galardonado por Wine Spactator en un honroso 5to lugar y calificado con 95 puntos sobre 100.
Uno de los factores determinantes en la calidad del vino chileno es el clima, el cual tiene estaciones bien marcadas, con veranos secos y cálidos, y variaciones de temperatura que pueden alcanzar los 20 grados entre el día y la noche, lo cual es excelente para las viñas.

DENOMINACIONES DE ORIGEN
Chile es pionero en Sur América en la definición de las zonas de producción, cepajes a utilizar, y regulación de diversos términos de referencia de calidad para los vinos producidos en el país. Comenzó con la ley que al respecto fue publicada en 1985, y siguió con el decreto 464 de 1995.
A diferencia de las denominaciones de origen de Europa, las cuales son definidas y administradas, por concejos reguladores locales, esta es una ley nacional, por lo que es muy general, contiene muchas ambigüedades, y deja al criterio de cada quien, la interpretación y uso de la misma. Como ejemplo de esto podemos citar que la palabra “Superior” es definida así, “mención reservada para vinos de características organolépticas distintivas y propias”.
Debido a esto sólo revisaremos las más importantes definiciones y las zonas de producción.
Palabras que definen calidad
RESERVA, graduación alcohólica mayor en 0,5 grados al mínimo de ley (que es de 11,5 grados).
RESERVA ESPECIAL, graduación alcohólica mayor en 0,5 grados al mínimo de ley, y que lleva envejecimiento en madera.
RESERVA PRIVADA, graduación alcohólica mayor en 1,0 grados al mínimo de ley.
GRAN RESERVA, graduación alcohólica mayor en 1,0 grados al mínimo de ley, y que lleva envejecimiento en madera.

Como se aprecia, no se definen elementos importantes, como el tiempo del envejecimiento en madera, haciendo un énfasis innecesario, en la graduación alcohólica, el cual no aporta mucho valor al consumidor.

REGIONES VINÍCOLAS
Las regiones, vitivinícolas, siguen el siguiente patrón.
REGION
Sub-Región
Zona
Área
Como ejemplo podemos citar los vinos que se producen cerca de la ciudad de Santa Cruz, se pueden referenciar como, del Área de Santa Cruz, de la Zona del Valle de Colchagua, de la Sub-región del Valle de Rapel, de la Región de Valle Central.

A continuación las regiones más importantes, son sus Sub-regiones, zonas y áreas:

ATACAMA

COQUIMBO
Valle del Elqui
Valle del Limarí

ACONCAGUA
Valle de Casablanca.
Valle del Aconcagua.

VALLE CENTRAL
Valle de Maipo.
Valle de Rapel
Valle de Colchagua.
Lolol
Valle Curicó
Valle de Lontué
Molina
Valle de Maule

SUR.
Valle del Bío-Bío
Valle de Itata

Entre Aconcagua y el Valle Central, producen el 90% de los vinos de exportación.

En resumen, chile es uno de los principales actores del vino de calidad en el mundo entero, y ejemplo a seguir por los viticultores del Nuevo Mundo.

domingo, 26 de octubre de 2008

RESEÑA TERTULIA VINOS DE ARGENTINA








El martes 21 de octubre se celebró la segunda Noche de Tertulia en Giglio Restaurante, el Tema, Vinos de Argentina.
Los participantes fueron recibidos con una copa de Espumante extra brut de Nieto Senetiner, un rosé, floral en nariz y exquisito en boca, el ambiente, como de costumbre en Giglio, apacible, relajado, amenizado con una música que invitaba al pleno disfrute de los sentidos. Los participantes departieron y socializaron mientras se ilustraban con temas básicos de los vinos Argentinos, como preámbulo para catar los dos tintos de la noche, el primero, Don Nicanor Malbec 2006, que con sus aromas de madera cuero y frutos rojos maduros, nos abrió la puerta para recibir el segundo de la noche, Cadus Malbec 2003, vino sedoso complejo, lleno en boca y persistente, dentro de su natural redondez. Todo fue acompañado impecablemente con las exquisitas Tapas a que Francia nos tiene acostumbrados, para esta ocasión, mini empanadas argentinas, Mini Bife de Chorizo, Tartica Pascualina al estilo del Chef, Pincho de Matambrito de Cerdo, Estofado de Cordero, Champiñones a la Cabra, para llenar nuestro apetito y alma.
Nuestro agradecimiento a Pedalco, distribuidor de Nieto Senetiner, quienes nos obsequiaron los vinos.

domingo, 19 de octubre de 2008

ELEMENTOS BÁSICOS DE CATA


Es diferente tomar vino, que “catar” vino, tomar vino es el simple acto de tragar el vino contenido en la copa, por el otro lado, “catar” un vino incluye un análisis de las características visuales, olfativas y gustativas del mismo. Como podrán apreciar, esto le agrega valor al proceso de degustar vinos y por ende al disfrute de los mismos.

Aunque el proceso de cata está rodeado de un poco de misticismo, comenzando por el nombre, “catar”, que no es de uso común, aquí vamos a aprender los sencillos protocolos que se utilizan para hacerlo correctamente y veremos que se trata de un procedimiento muy sencillo y entretenido.
Comencemos por entender que, salvo personas con discapacidad sensitiva, todos venimos al mundo equipados con todo lo que hace falta para catar un vino, y estos son los sentidos, de la vista, del olfato y del gusto. De manera que lo que nos hace falta es conocer un sencillo protocolo, y unas simples técnicas para hacerlo.

Existen al menos dos objetivos fundamentales de la cata, el primero, saber si el vino está defectuoso o dañado, y segundo, poder ir clasificando los vinos de acuerdo a nuestras propias preferencias. Para esto es necesario reconocer algunas de las características que tiene un vino.
Hay tres fases fundamentales para catar el vino:
1. Visual.
2. Olfativa.
3. Gustativa.

Para facilitar la cata, se debe servir en la copa una pequeña cantidad de vino, aproximadamente 1/3 de la capacidad de la copa. Aunque existen copas especiales para catar, para nuestro propósito, no se requiere de una copa especial, es importante que la copa sea totalmente transparente y preferiblemente que tenga poca capacidad. Una vez servido el vino iniciaremos el proceso de cata.

1. FASE VISUAL
Esta es una actividad sencilla, que se hace preferiblemente ante una buena luz blanca, y que busca poder saber que, al menos visualmente, el vino no tiene defecto.
El procedimiento consta de tres partes:




a. Inclinamos la copa, y contra una superficie blanca, miramos a través de el, para apreciar
i. Transparencia del vino, encendiéndose como opuesto de turbio.
ii. Color del vino.
iii. Intensidad del color, que tanto deja ver a través de el.

b. Miramos, el disco, es decir, la superficie del vino.
i. Miramos la superficie inclinando levemente la copa, esta debe ser brillante, sin rastros de aceite, corcho, etc.
ii. Color de la Corona, es decir del borde del disco, el cual en los vinos jóvenes tiende a ser transparente y en los de guarda toma algún color mas oscuro, del mismo tono del vino que catamos.

c. Por último, inclinando la copa y girándola levemente, mojamos la superficie interna de la copa, y miramos como se desliza el vino por los lados de esta.
i. Salvo los vinos jóvenes o muy ligeros, tiende a formar como unas gotas, distinguibles, que reciben el nombre de “lagrimas” o “piernas”.

NOTA: En los pasos anteriores cuando se trata de espumantes, buscaremos apreciar de las burbujas, primero, su tamaño, entre mas pequeñas mejor, segundo, como se mueven, es decir, si forman hileras de finas burbujas una detrás de la otra, llamadas rosarios, y por último, si forman una corona en el borde de la copa


2. FASE OLFATIVA
Esta fase, un poco mas placentera que la anterior, y en ella nos proponemos identificar en el vino, los diferentes aromas que en el puedan estar presentes en el mismo, incluyendo olores desagradables, que pudiesen significar un defecto en el vino, o que éste, esté en mal estado.
Esta es una fase particularmente difícil, o mas bien, controvertida, ya que en las otras dos fases contamos con descriptores, en el caso de la visual, descriptores de colores, aceptados por todos, y lo mismo sucede en la fase gustativa, hay descriptores de sabores, sin embargo en cuanto a olores se refiere, no hay descriptores generales, las cosas “nos huelen a …”, y acompañamos la frase con algún producto que hemos olido anteriormente.
La cata olfativa se hace en dos tiempos:


a. Con la copa fija, levemente inclinada hacia nosotros, introducimos la nariz lo mas que podemos, sin tocar el líquido, e inspiramos para que los aromas de este impregnen nuestro sentido del olfato. Hay autores que sugieren una serie de pequeñas inhalaciones en lugar de una sola gran inhalación, háganlo como prefieran.


b. Luego movemos el vino circularmente, para que este corra por los lados de la copa evitando derramarlo, esto con el fin de que libere aromas, al contacto con el aire y al calentarse un poco, y procedemos a oler de nuevo, con lo que descubriremos nuevos aromas.

NOTA: los aromas que podemos apreciar en un vino son de tres tipos, primarios, o procedentes de la fruta, secundarios, o procedentes de la fermentación, y terciarios, o procedentes del añejamiento y los podemos agrupar de acuerdo a lo siguiente.
Primarios, aquí reunimos los aromas por grupos tales como, florales, frutales, vegetales, minerales, etc.
Secundarios, aquí agrupamos conjuntos como, de fermentación, alcoholes, etéreos, químicos, etc.
Terciarios, encontramos los grupos aromáticos, especiados, animales, balsámicos, empireumáticos (tostados, ahumados, tabaco, etc)

3. FASE GUSTATIVA
Por último la mas importante y placentera, y la que definirá nuestras sospechas de si el vino es agradable, bueno, placentero, o si está defectuoso o malo.
Para fase haremos un preámbulo, con los descriptores básicos de sabor, Dulce, Salado, Ácido y Amargo, y estos se perciben predominantemente en diferentes partes de la lengua:
Dulce, se percibe principalmente en la punta de la lengua.
Salado, en el borde delantero de la lengua.
Ácido, en el borde trasero de la lengua.
Amargo, en la parte trasera o final de la lengua.
El procedimiento es muy sencillo y consta de tres partes:



a. Tomemos un sorbo y distribuyámoslo en toda la boca.
i. Analicemos esta primera impresión, a la que se le llama Ataque, es placentera o desagradable.
ii. Luego analizaremos, como evoluciona en la boca y como se perciben los sabores distintivos:
1º. Dulce.
2º. Salado.
3º. Ácido.
4º. Amargo.
Y agregaremos un par de descriptores mas.
5º. Alcohol.
6º. Tanino, este se refiere a la sensación de astringencia o resequedad en la boca, similar a la que producen frutas como la pejua o el tamarindo chino.


b. Traguemos el sorbo.
i. Gusto final, utilizando los mismos descriptores.
ii. Persistencia, se refiere a que tanto se mantiene el gusto del vino en la boca, en vinos muy buenos esta memoria gustativa debe perdurar unos minutos.


c. Retrogusto, esta maniobra requiere entrenamiento y cuidado al hacerla, para evitar ahogarnos, tomamos un segundo sorbo, y con este en la boca, tomemos un poco de aire en la boca, y lo expulsamos por la nariz, para apreciar los aromas por vía retronasal. Si no pueden hacer este último paso, no hay problema eventualmente lo aprenderán.

Como hemos visto, son una serie de pasos simples, que nos permiten apreciar las diferentes características de los vinos, para poder decidir, en primer término, si está bueno o no, y como objetivo primordial si nos gusta o no, y poder hacer nuestra propia definición de los vinos que nos gustan, es decir, que son buenos para nosotros.

domingo, 5 de octubre de 2008

ITALIA Y SUS VINOS


Italia es el segundo productor de vino del mundo, y su producción de caldos se remonta a más de 4 milenios. Cuando fueron invadidos por los griegos en el siglo VIII A.C., se encontraron que la vid se cultivaba en todas la regiones conquistadas, y por esto, llamaron a las nuevas colonias “Oenotria” o Tierra del vino. Los vinos italianos son muy buenos con la comida, pues están específicamente hecho para disfrutarse con esta, así es como los italianos lo toman.

Primero, vamos a darnos un paseo por lo que son las Denominaciones de Origen; Los vinos italianos tienen en cuatro categorías:
DOCG Denominazione di Origine Controllata e Garantita, está es la máxima calificación para una zona, y define los vinos de una región en particular, como por ejemplo, Chianti, elaborados según los estándares que fija el Consejo Regulador de la Zona, lo que normalmente incluye que las uvas tienen que provenir de la zona en cuestión, etc.
DOC Denominazione di Origine Controllata, zonas de excelente calidad, pero que no han alcanzado el máximo grado, como por ejemplo, Valpolicella, donde se elaboran vinos de primera calidad, pero la zona no tiene suficiente antigüedad y/o estándares de calidad, para alcanzar la calificación DOCG.
IGT Indicazioni Geografiche Tipici , son vinos de una zona mas amplia y menos reconocida, como pudiera ser, Indicazioni Geografiche Tipici Maremma (Toscaza).
VDT Vino da tavola, son vinos genéricos de menor calidad, tomados como vinos de día a día.

Para ajustarse a los estándares de la Comunidad Europea, estas indicaciones se agrupan de acuerdo a lo siguiente:
1. Quality Wine Produced in a Specifique Region, o QWPSR.
DOCG Denominazione di Origine Controllata e Garantita
DOC Denominazione di Origine Controllata
2. Table Wines, o vinos de mesa.
IGT Incazione Geografiche Tipici
VDT Vino da tavola

Segundo, pasaremos a analizar unos apelativos adicionales que tienen los vinos italianos, que nos hablan de características adicionales, que a continuación los describo:
Riserva, son vinos que recibieron al menos tres (3) de añejamiento en barricas de madera.
Classico, se utiliza para denotar los vinos de los mejores terrenos de la denominación.

No podemos dejar de mencionar el caso de una serie de productores que se han dedicado a elaborar vinos de alta calidad, pero desligándose de las Denominaciones de Origen tradicionales, utilizando uvas no convencionales para las zonas de producción, como Cabernet Sauvignon, haciendo así lo se ha dado por llamar, “Vinos de Autor”, como ejemplo podemos citar los vinos de Bolgheri en la Toscana, que reciben el nombre de Supertoscanos, tales como Sassicaia, Ornellaia, etc. A pesar de su altísima calidad, algunos de estos vinos apenas alcanzan la denominación, IGT Indicazioni Geografiche Tipici.

PRINCIPALES ZONAS DE PRODUCCIÓN DE VINOS DE ITALIA
Hay 20 regiones vinícolas, que se corresponden con la división política del País, es decir, Italia es uno de los pocos países del mundo, donde se produce vino en todas partes.
Estas denominaciones nos indican, con mayor o menor exactitud, el lugar de procedencia de los vinos, las uvas utilizadas en la elaboración del mismo y las características principales que los distinguen de los demás.
Aunque muchos vinos son nombrados dependiendo de la zona de producción, Ej. Barolo, otros se nombran por las uvas con que se hacen, Ej. Barbera, y otro tanto con ambas, Ej. Dolcetto de Alba.
Sin embargo aquí vamos a ver las cinco áreas más importantes, las uvas utilizadas y los vinos producidos.
Piemonte, su nombre proviene de la ubicación de la zona al pie de los Alpes. Situada en la frontera Franco-Suiza al noroeste del País, aquí destacan las subzonas, Barolo, Barbaresco, Gattinara, Gavi y Asti. Y usa para los tintos, las uvas Nebbiolo, la mas utilizada en la zona, Bonarda, Barbera y Dolcetto, y para los blancos Cortese y Moscato. Algunos de los vinos de esta zona son, Barolo, quizás el mas famoso, Barbaresco, Barbera d'Alba, Dolcetto d'Asti, Nebbiolo d'Alba, etc.
Toscana, ubicada en la parte oeste del centro de Italia, al norte de roma, y muy cerca de Florencia, tiene varias subzonas de fama mundial, chianti, chianti classico, Montalcino, Montepulciano y Carmignano. Sus vinos son elaborados con las uvas tintas Sangiovese y Canaiolo. Sangiovese es la uva tinta mas usada en la Toscana, últimamente se está mezclando con Cabernet Sauvignon en la elaboración de los Supertoscanos, vinos sin denominación de origen pero de alta calidad. Algunos de los vinos mas reputados son, Brunello de Montalcino, Vino Nobile di Montepulciano, Chianti, Chianti Classico, Sassicaia y Ornellaia.
Veneto, región ubicada al noreste de Italia, tiene entre sus subzonas, Soave, Bardolino, Valpolicella y Amarone. Y utiliza para sus tintos las uvas Corvina y Rondinella, y para los blancos Trebbiano y Garganega Trebbiano. Entre sus vinos encontramos, Recioto di Soave, Bardolino, Recioto della Valpolicella, entre otros.
Abruzzo, región ubicada al centroeste de Italia, al este de Roma. Utiliza para sus tintos las uvas Montepulsiano (no se confunda con la zona de mismo nombre de la Toscana), y para los blancos Trebbiano Montepulsiano. El vino mas famoso es el Montepulciano d’Abruzzo.
Emilia Romana, región ubicada al noreste de Italia, la subzona mas reputada es Albana di Romagna. Y utiliza para sus tintos las uvas Corvina y Rondinella, y para los blancos Trebbiano y Garganega Trebbiano. El vino mas difundidos de la zona es el Lambrusco, aunque no es de los de más calidad. Esta es sólo una pequeña muestra de las Denominaciones mas famosas, sin embargo, como mencionamos antes, el vino se produce en toda Italia, y no será difícil encontrar un italiano que diga que los vinos de su zona, son mejores que cualquiera de los nombrados. Y probablemente tenga razón, porque como mencioné, el vino en Italia se toma con la comida, y para la comida de cada zona hay un vino que tiene una evolución milenaria, que ha adaptado a este, a los sabores locales.

domingo, 28 de septiembre de 2008

DECANTADO DE VINOS


El decantador, es un accesorio del vino, muy llamativo y sofisticado, de formas normalmente elegantes, que tiene dos propósitos fundamentales, el primero, airear un vino de guarda muy antiguo, y el segundo, eliminar los “posos” o sedimentos de vinos que se han añejado por muchos años en la botella. Los decantadores, aunque vienen en muchas formas, en general tienen un cuello largo y estrecho que se ensancha mientras baja hasta la base del mismo, y su capacidad es de aproximadamente de un litro, de esta forma permite albergar el contenido de una botella de vino de .750 litros sin que se llene, quedando un disco amplio en la superficie del vino en contacto con el aire.

¿Porqué decantamos el vino?
Como dijimos, la primera razón es para permitir que el vino entre en contacto con el aire, esto hace que algunos aromas no deseados, provenientes del tiempo que estuvo encerrado el vino en la botella, sean despejados; Estos tipos de aromas, no representan necesariamente de un defecto del vino y no todos los vinos añejos los tienen. Si los aromas no deseados, no se eliminarán con el decantado, entonces si podemos decir que se trata de un defecto del vino. Aparte, tenemos que mencionar, que el vino al contacto con el aire, cambia, para mejor, sus características organolépticas.
La segunda razón, es para eliminar los “posos” o sedimentos del vino, ocurre en una gran mayoría de vinos muy añejos, que se precipiten sustancias sólidas y formen estos “posos”, los mismos pueden ser de aspecto y textura desagradables, por lo que es usual eliminarlos. Para hacer esto la botella de vino debe haber estado en reposo de pie por algún tiempo, y debe manejarse con cuidado mientras se vierte su contenido al decantador, estando muy pendientes, de que no pasen estos sedimentos al mismo, al notar que empiezan a pasar, detenemos el vertido y lo poco que queda en la botella se desecha. Cabe señalar que si se trata de vinos muy preciados o costosos, se puede dejar la botella en reposo y un tiempo mas tarde, volver a repetir la operación con el fin de perder la menor cantidad de vino posible.

¿Hay que decantar todos los vinos?
No, no hay que decantar todos los vinos, es completamente innecesario decantar vinos jóvenes, que no han tenido un añejamiento prolongado, ya que estos no van a mejorar con este. Lamentablemente no existe un parámetro general que aplique a cuales vinos hay que decantar, en mi opinión muy personal, y sin que esto se tome como una regla inflexible, sugiero que se decanten vinos de mas de 5 años de añejamiento, sin embargo hay vinos que por su naturaleza, pueden contener mas residuos sólidos que otros, es el caso de algunos Barolos, que aunque no tengan mucho añejamiento, pueden contener “posos”.

sábado, 20 de septiembre de 2008

ESPAÑA Y SUS VINOS


España es el tercer productor de vino del mundo, y tiene vinos de excelente calidad, los cuales son altamente apreciados alrededor del mundo. Los Blancos de Galicia, tales como el Albariño o el Ribeiro, los tintos de la Rioja y la Ribera del Duero entre muchos, los Fortificados como el Jerez, seco o dulce, los espumantes como el Cava. Un abanico infinito de opciones que hacen de esta tierra un paraíso para los enófilos.

Para reconocer la calidad de un vino de España, vamos a aprender un par de cosas que nos ayudarán en esta tarea.

Primero, vamos a darnos un paseo por lo que son las Denominaciones de Origen; Los vinos españoles caen en tres categorías:
Denominación de Origen Calificada (DOC), está es la máxima calificación para una zona, y define los vinos de una región en particular, como por ejemplo, La Rioja, elaborados según los estándares que fija el Consejo Regulador de la Zona, lo que normalmente incluye que las uvas tienen que provenir de la zona en cuestión.
Denominación de Origen (DO), zonas de excelente calidad, pero que no han alcanzado el máximo grado, como por ejemplo, Ribera del Duero, donde se elaboran vinos de primera calidad, pero la zona no tiene suficiente antigüedad para alcanzar la calificación DOC.
Vino de la Tierra (VT), son vinos de una zona mas amplia y menos reconocida, como pudiera ser, Vinos de la Tierra de Córdoba,
Entre mas pequeña la zona referenciada en estas categorías los vinos tienden a ser mas exclusivos y de mejor calidad.
Si el vino no tiene ninguna mención, como las anteriores, lo mas probable es que nos encontremos frente a un vino de mesa, elaborado con uvas de las cuales no se conoce su procedencia, no necesariamente malos, pero si vinos del día a día.

Segundo, pasaremos a analizar unos apelativos adicionales que tienen los vinos españoles, que nos hablan de su añejamiento, y para el caso específico de los tintos, a continuación los analizaremos:
Crianza, son vinos que recibieron dos (2) años de añejamiento, con un mínimo de seis (6) meses en barricas de madera, el resto en botella, antes de salir a la venta.
Reserva, son vinos que recibieron tres (3) años de añejamiento, con un mínimo de doce (12) meses en barricas de madera, el resto en botella, antes de salir a la venta.
Gran Reserva, son vinos que recibieron cinco (5) años de añejamiento, con un mínimo de dieciocho (18) meses en barricas de madera, el resto en botella, antes de salir a la venta.
Cabe señalar que para vinos blancos, las exigencias son un poco menores.
Si un vino español, no tiene alguno de estos apelativos en la etiqueta, se trata de vinos que pudiesen no tener ningún tipo de añejamiento en madera o botella

PRINCIPALES ZONAS DE PRODUCCIÓN DE VINOS DE ESPAÑA
LA RIOJA. Se trata de la primera DOC de España, la más antigua, se encuentra ubicada en el centro norte del país, cerca de la ciudad de Logroño, y en ella se producen excelentes vinos tintos, y entre las marcas más reconocidas se encuentran, Marqués de Cáceres, Muga, Marqués de Riscal, Luís Alegre.
RIBERA DEL DUERO. Ubicada cerca de Valladolid, es una zona en pleno desarrollo, que elabora vinos tintos de primera calidad, entre los cuales encontramos, el mítico Alejandro Fernández Tinto Pesquera y el Vega Sicilia.
JEREZ. Cuna de los Vinos Generosos (Licorosos), mas famosos de España, esta ubicada al sur del país, en la comunidad de Andalucía, entre las ciudades de Jerez de la Frontera, Puerto de Santa María y San Lúcar de Barrameda, en ella se producen Jereces tales como, Fino, Manzanilla, Palo Cortado, Amontillado, Pedro Ximénez, etc. Y entre los principales productores encontramos a González Byass, Lustau, Sandeman, Osborne, entre muchos otros.
PENEDÉS. Ubicado en las cercanías de Barcelona, esta zona produce algunos vinos tintos de calidad, sin embargo, es mas famosa por ser la cuna del Cava, el vino espumante mas reconocido de España, entre las marcas mas conocidas de Cava están, Freixenet, Codorniu, Juve & Camps, Segura Viudas, etc.

RIAS BAIXAS. Productora de uno de los vinos blancos mas famosos, los Albariños, esta zona está ubicada en Galicia al extremo noroeste del país, cerca de Santiago de Compostela, algunos de los productores mas famosos son, Santiago de Roma y Pazo Condal, sin embargo, existen muchos productores pequeños que elaboran albariños de muy buena calidad.

sábado, 6 de septiembre de 2008

LA TEMPERATURA Y EL VINO






INTRODUCCION
La temperatura es un factor íntimamente ligado al vino, desde la producción de las uvas hasta la ingesta propia del mismo, pasando por la elaboración, añejamiento y guarda, aquí hablaremos de toda su influencia, a través de las distintas fases de producción hasta la degustación del vino, pero concentrándonos, en la última y mas placentera fase, la degustación. Debemos tener en cuenta, que las temperaturas mencionadas en cada fase, dependen mucho respecto al vino de que estemos hablando, por esto hablaremos de los promedios de temperatura mas aceptados, y haremos precisiones en algunos casos solamente.

COSECHA, ELABORACIÓN Y AÑEJAMIENTO
Lo primero que evaluaremos es la fase de producción de las uvas, aunque la temperatura afecta el crecimiento de las plantas y racimos, su influencia es decisiva en la maduración de las vides. La temperatura afecta de manera muy importante la maduración, a mayor frío, menos maduran las uvas, es decir, las parras necesitan calor para hacer madurar las uvas. Lo crítico de esta etapa es que con la maduración vienen los azucares de la uva, componente crucial en la elaboración del vino, ya que es el azúcar, el componente que transformarán las levaduras en alcohol.
Durante el proceso de elaboración del vino hay varias etapas, las cuales son afectadas por la temperatura, vamos a hablar de las mas importantes, la fermentación y el añejamiento, este último, tanto en barrica como en botella.
La fermentación, es el proceso natural, a través del cual, las levaduras transforman los azúcares contenidos en el mosto, en alcohol. Este proceso tiene como característica la generación de calor, y para que el proceso se realice de manera gradual, la temperatura del mosto fermentándose, debe oscilar entre 25 y 30 grados; En climas templados, como el europeo, la temperatura ambiente ayuda a regular la temperatura de fermentación, para que se mantenga entre los límites deseados, sin embargo, hoy en día, cada vez mas, se utiliza tanques especiales, donde la temperatura es rigurosamente controlada para mantenerla dentro del rango requerido.
Para su añejamiento, entendamos por añejamiento, el tiempo que el productor deja el vino envejeciendo en sus bodegas, el vino debe reposar a una temperatura constante de entre 12 y 16 grados

TEMPERATURA DE GUARDA
Entendiendo por Guarda, el tiempo que transcurre entre la compra del vino y su degustación, debemos tener en cuenta que el vino, como ente vivo, necesita condiciones óptimas para su conservación, o de otra manera, se deteriorará, aparte de cuidarlo de la luz intensa, de las vibraciones producidas por máquinas, de una humedad inadecuada, y de malos olores, también debemos preservarlo en condiciones óptimas de temperatura, y hay dos consideraciones de extrema importancia, la primara, debe almacenarse a una temperatura de entre 12 a 16 grados, la segunda, es que la temperatura sea constante, esto es importante, para que el vino madure y envejezca de manera gradual.

TEMPERATURAS DE SERVICIO
El vino es un producto que nació, se desarrolló y perfeccionó en el viejo mundo, en países cuyo clima, la mayor parte del año, es templado o frío. Además, cabe señalar que las cavas y bodegas donde se almacena el vino, la mayoría bajo tierra, mantienen una temperatura fresca constante.
Los espumantes, Blancos y Rosados, se toman a temperaturas bajas tanto en Europa como en el resto del mundo.
No es el caso de los Tintos, que normalmente en Europa se toman a temperatura ambiente, quien no ha oído el dicho, y cito, “El vino tinto se toma a temperatura ambiente”. Esta frase acuñada sin duda en el viejo mundo, nos hace deducir que la temperatura de ingesta debe estar cerca de la temperatura que reina en las cavas europeas, por esto, en el resto del mundo, incluyendo nuestro País, hoy día es aceptable que uno pida que el vino Tinto sea refrescado.
Las temperaturas recomendadas para el vino al momento de ingerirse están alrededor de:
Vinos Espumantes entre 7 y 10 grados centígrados
Vinos Blancos y Rosados entre 10 y 16 grados centígrados
Vinos Tintos entre 16 y 18 grados centígrados

Sin embargo, en nuestro clima, el cual es muy caluroso, personalmente prefiero temperaturas más frescas para los blancos y espumantes:
Vinos Espumantes entre 4 y 7 grados centígrados
Vinos Blancos y Rosados entre 8 y 12 grados centígrados

Esta preferencia se fundamenta en dos razones, la primera, porque el vino se calienta más rápido en climas cálidos, y segundo, porque es más refrescante.
Por otra parte, con el vino tinto, me apego a la regla general, porque a temperaturas mas bajas se cierra, es decir, no expresa la totalidad de sus aromas y sabores.

TEMPERATURA AMBIENTE PARA SU DEGUSTACIÓN
Pocos se han preocupado es en pensar en la temperatura a que debemos estar los catadores para que la experiencia sea agradable. Así como recreamos para el vino la temperatura de las cavas europeas, porque no recrear la temperatura ambiente del sitio donde degustemos los vinos, y así experimentar con mayor certeza la experiencia como en la misma Europa. En mi humilde opinión, un ambiente acondicionado a una temperatura de entre 18 a 20 grados, es ideal para la degustación del vino, esta nos ayudará a compensar la sensación de calor que sentimos cuando ingerimos el vino, en especial los tintos. Tome con prudencia, y Salud!.



(Publicado en el Carabobeño el 24/09/2007)

sábado, 23 de agosto de 2008

CHAMPAGNE

INTRODUCCION
El Champagne es el vino de las celebraciones a nivel mundial, ningún otro vino o licor está tan unido al júbilo y a las fiestas, y es sin duda, sinónimo de festejo, alegría y celebración.
El Champagne (Champán o Champaña) es un vino espumoso producido por la inducción de una segunda fermentación en botella. Su nombre es adoptado por la región francesa donde se produce. Aunque el término Champagne, es usado en muchos vinos espumosos, sólo el Champagne, de la región del mismo nombre, al noreste de Francia, tiene el derecho a hacerlo, de acuerdo a un sin número de legislaciones, que sobre denominaciones de origen de los vinos, están vigentes alrededor del mundo.

HISTORIA
La zona de Champagne tiene una rica historia, era una encrucijada de caminos de la Europa del norte, que unían Paris, el Canal Inglés, el Mediterráneo y Alemania del oeste. Esto la convirtió en el blanco de muchos eventos dramáticos que llevaron a la destrucción de la ciudad de Reims, en siete oportunidades y la de Epernay, no menos de veinticinco. Pero por otra parte, era una zona perfecta para el comercio, lo que expuso al Champagne a un comercio muy activo en zonas muy lejanas del mundo. La zona también ganó notoriedad cuando en el año 987, la catedral de Reims fue escogida para coronar a los reyes de Francia.
Antes de 1.600 no había Champagne, como hoy lo conocemos, sólo había vinos tranquilos. Entonces el clima frío y un Monje Benedictino, influirían de manera decisiva en lo que a la postre sería el mas reconocido de los vinos, a nivel mundial.
Pierre Pérignon, en 1.688 fue nombrado tesorero de la Abadía de Hautvillers, cerca de Epernay, y entre las responsabilidades de Dom Pérignon estaban la elaboración del vino y el manejo de la cava.
El clima frío de la zona obligaba a una cosecha tardía de las uvas, para dar mas tiempo a que estas madurasen, esto ocasionaba que el proceso de fermentación se detuviera temporalmente por las bajas temperaturas invernales, en este momento el vino era embotellado, y cuando llegaba la primavera con las temperaturas mas altas, se reanudaba la fermentación, ahora dentro de la botella, atrapando en el líquido el anhídrido carbónico, subproducto natural de la fermentación.
Para Dom Pérignon y sus contemporáneos, en un inicio, un vino espumoso no era el resultado deseado, de hecho, era signo de un vino de poca calidad, y a la fecha no sabían porque se producía este fenómeno. No fue poco, lo que trató el monje para evitar que esto sucediera, sin embargo, en el curso de los 47 años que pasó al frente de la tesorería de la Abadía, el gusto por estos vinos fue cambiando, debido principalmente, a la preferencia de la Realeza Francesa y Británica, y el Monje tuvo la oportunidad de perfeccionar el arte de la mezcla de los vinos base y la técnica de producción, ahora si, deseada, de vinos espumosos. A la par introdujo el uso de botellas mas resistentes, en este caso de procedencia Inglesa, Así como la utilización de corchos provenientes de España, en lugar de los usuales tapones de madera.
A Dom Perignon se le atribuye la frase, relativa el Champagne, que reza, “Es como tomarse las estrella”.

PARA QUE SEA CHAMPAGNE
No todo lo que brilla es oro, así mismo, no todo lo que burbujea es Champagne. Para que un vino espumoso tenga el honor de llamarse Champagne, tienen que reunirse una serie de requisitos imprescindibles, el mas importante se refiere a la zona de producción de las uvas a ser utilizadas para la elaboración del mismo, y esta zona, como ya habrá adelantado es la zona de CHAMPAGNE, en Francia.
Además existen una serie de técnicas de producción, que tienen que ser respetadas y que buscan garantizar la calidad del Champagne, entre otras, la cosecha de las uvas se debe realizar a mano, para evitar que se dañes los hollejos de las uvas; Se utilizan 160 kg de uvas para obtener un hectolitro de mosto, esto se hace a través de prensas verticales, que procesan 4000 kg de uvas que producen 2666 litros de mosto, de los cuales los primeros 2050 reciben el nombre de “Cuvée”, los siguientes 410 litros “Premiere taille” y los últimos 105 litros reciben el nombre de “deuxieme taille”. Estos últimos mostos se usan para marcas de 2da categoría. Los vinos tranquilos que se usarán como base para el Champagne, se añeja por al menos seis meses.
No menos importante es la utilización del Método “Champenoise”, conocido en español como Método “Tradicional”, este consiste en: primero, elaboración de los vinos, tranquilos, que se usarán como base de mezcla o “Assemblage”, estos vinos pueden ser guardados por años; segundo, selección y mezcla de los vinos que conformarán el vino base; tercero, se agregan el licor de tiraje, que consiste en una mezcla de levaduras y azucares que propiciaran una segunda fermentación del vino; cuarto, se embotella toda la mezcla herméticamente, permanecen en Rima por un mínimo de un año, sin embargo, las casas famosas normalmente superan por mucho este tiempo; quinto, las botellas son colocadas en pupitres y se les aplica la técnica del “Remuage” o removido, aporte de la “Veuve Clicquot”, en donde por 45 días, se irán inclinando con el pico hacia abajo y rotando, un cuarto de vuelta a la vez, con el fin de hacer que las lías se vayan depositando en el cuello de la botella; sexto, se realiza el “Deguelle”, que consiste en congelar el cuello de la botella donde están las lías, y abrir la botella, permitiendo que la presión expulse el tapón de sedimentos, para reponer el volumen expulsado de la botella, estas se rellenan con el llamado licor de expedición, que normalmente es el mismo vino base y pudiese contener azúcar para definir el tipo de Champagne a producir; séptimo y último, el Champagne se etiqueta y se despacha para la venta.

UVAS
La elaboración del Champagne incluye de manera exclusiva vinos elaborados, con al menos una de los tres tipos de uva que a continuación se describen, dos son uvas negras, la primera, La Pinot Meunier, que aporta suavidad, redondez y bouquet, la segunda, La Pinot Noir, que contribuye dando estructura y la longevidad, y una uva blanca, que es el Chardonay, que agrega brillo y elegancia, a la mezcla.

TIPOS DE CHAMPAGNE
Por su color encontramos dos tipos de Champagne, Blanco o tradicional, y Rosado.
Por el año de producción del vino base, dos tipos, Cuvée que se compone de varias añadas y “Millésimé” o “Vintage” si son vinos de una sola añada.
En cuanto a lo dulce que puede ser un champagne, este se clasifica y se indica en la etiqueta de acuerdo a la cantidad de azúcar residual de acuerdo a lo siguiente:


Tipo Azúcar Residual por litro
Extra Brut, Nature o Brut Sauvage: Totalmente seco menos de 6 gr
Brut : Seco entre 6 Y15 gr
Extra dry o Extra Sec: Medianamente seco entre 12 gr a 20 gr
Sec, Un poco dulce entre 17 gr y 35 gr
Demi-sec : Dulce entre 33 gr a 50 gr
Doux: Muy dulce más de 50 gr

Existen otras clasificaciones de acuerdo al color de la uva utilizada en su elaboración, el Blanc de Blancs, si se elabora utilizando exclusivamente uvas blancas, y Blanc de Noirs, si se utilizan solamente uvas tintas.

ZONA DE PRODUCCION (TERRUÑO Y CLIMA)
La región de Champagne está situada al noreste de Francia cerca de la frontera con Bélgica y a 90 millas al este de París. Dividida en cuatro grandes áreas, Las Montañas de Reims, Cote des Blancs, el Valle del Río Marne y Aube. Siendo las dos primeras las que poseen los viñedos de mejor calidad. Son terrenos principalmente calcáreos, que actúan como reguladores naturales de humedad y temperatura. El clima es normalmente frío, con un promedio por poco superior a los 10 grados, lo que hace difícil la maduración de las uvas.

MARIDAJE
El Champagne, al igual que los espumosos en general, es uno de los vinos más versátiles, acompaña casi todo, va muy bien con pescados y mariscos, es el maridaje clásico del caviar, va de la mano aves de cualquier tipo, se acomoda mejor a salsas suaves, pero puede acompañar algunas fuertes, y con los postres ni hablar, en especial el “Demisec”, es perfecto con casi todos los dulces, incluso el chocolate, va de maravilla con las frutas, y es especialmente compañero de las fresas.

CUANDO SE RECOMIENDA TOMAR CHAMPAGNE
Jacques Bollinger murió en 1941 y su esposa Lilly tomó el negocio y lo condujo a través de los difíciles años de la ocupación Alemana de Francia. La empresa prosperó durante su administración, la cual llevó hasta su muerte en 1977. En 1961 fue entrevistada por un reportero londinense, quien le preguntó, ¿Cuándo toma usted Champagne?, y ella le respondió: Yo sólo tomo Champagne cuanto estoy alegre, y cuando estoy triste. Algunas veces lo tomo cuando estoy sola, y considero que es una obligación tomarlo cuando estoy acompañada. Lo degusto cuando no tengo hambre y lo tomo cuanto estoy hambrienta. De otra manera nunca lo tomo, salvo que tenga sed.
Madame Bollinger nos decía con esta hermosa anécdota, que el Champagne es una bebida para toda ocasión, y estaba en lo cierto.

PRODUCTORES Y SUS VINOS
Moet Chandon y su famosísimo Dom Pérignon, Veuve Clicquot y su exuberante Grande Dame, Louis Roederer con su famosa Cristal, Bollinger y su Grande Année, son algunos de los productores mas afamados y sus marcas insignia. Sin menospreciar fabricantes como, Mumm, Laurent-Perrier, Pommery, Lanson, Vranken, Pol Roger, Taittinger, Ruinart, Krug, y muchos más.

CONSERVACION BOTELLAS
El Champagne esta listo para su consumo al salir a la venta, por lo que se recomienda su consumo inmediato, sin embargo podría ser almacenada en condiciones ideales por algunos años. El problema de guardar el Champagne, es que a menos que sea un “Vintage” o “Millésimé”, no sabemos la fecha de elaboración, por lo que podríamos esperar mucho y encontrarnos con la desagradable sorpresa de que esté dañada.
Si decide guardarla, debe colocarla en posición horizontal, como la mayoría de los vinos, para que el corcho no pierda humedad y pudiese dejar salir la presión. Hay quien sostiene que se pueden guardar de pie, y esto tiene sentido ya que como se dijo, su mejor momento de tomar es al salir al mercado, así que si la guardaremos por poco tiempo, no importa que sea de pie. Por otra parte al almacenarla, esta debe estar fuera del alcance de la luz directa y a una temperatura constante, de entre 10 y 15 grados, sin cambios bruscos.
El ambiente debe tener una humedad relativa de media a alta, estar libre de olores fuertes y de vibraciones provenientes de motores, etc.

SERVICIO DEL CHAMPAGNE
La temperatura de servicio debe estar, entre 6 y 9 grados, personalmente lo prefiero a 3 o 4 grados, debido que en el proceso de servicio, las copas que están a temperatura ambiente, harán que ésta aumente su temperatura unos pocos grados, y si llegara a suceder que se sirve un poco mas frío de lo recomendado, siempre se puede esperar unos minutos a que suba la temperatura. Si está por encima de 10 grados centígrados no será agradable, ya que perderá el aroma y las burbujas.
Para enfriarlo se recomienda colocarlo en una hielera con mucho hielo y un poco de agua, es la manera más rápida para enfriarlo y no se corre el riesgo de que se enfríe demasiado, nunca ponga en el congelador (freezer). Podría enfriarlo en la nevera por unas 3 o 4 horas. Para mantenerla fría, lo mas recomendable es en una hielera, con hielo y agua.
Para abrir la botella, se retira el retenedor o bozal de alambre, se toma el corcho firmemente con una mano, y se sujeta la botella, con la otra por la parte inferior, inclinándola unos 45 grados, y se hace girar la botella, no el corcho, suavemente, hasta que el corcho haga “pop” y éste queda en la mano. Con un poco de práctica, es una maniobra elegante que no desperdicia nada del preciado líquido. Aunque en festejos, mucha gente hace saltar el corcho alegremente, con un sonido fuerte, con este método hay que tener cuidado de no golpear a alguien y tiene la desventaja de que casi siempre se desperdicia algo de vino.
Las copas deben ser transparentes, delgadas y altas. Muy limpias. Deberán a estar a temperatura ambiente, y totalmente secas, nunca las enfríe, porque se empañaran. No se recomiendan las antiguas copas anchas y bajas, pues dejan escapar el aroma y no permiten apreciar, los hermosos rosarios de burbujas, característicos de estos vinos.
Las copas se llenan un poco más de la mitad de su altura, y normalmente, las burbujas obligan a hacer esta operación en dos pasos.
Si no se consume toda la botella, esta se podrá guardar por unas 12 horas, tapándola con un dispositivo de goma y acero que no dejan escapar el gas y que no serán expulsados por la presión, gracias a un mecanismo de cierre especialmente diseñado para ello. No coloque el tapón original de nuevo o un tapón común, porque lo más probable es que este sea expulsado y se pierda el gas del Champagne.

El Champagne, es sin duda el más preciado de los vinos del mundo, invitado de honor en todo tipo celebración de alto nivel, apreciado por nobles y plebeyos, y se puede adquirir en casi cualquier parte del planeta. Sin duda el aristócrata de su familia, los vinos espumosos. Salud.

martes, 19 de agosto de 2008

Un recorrido por las mejores bodegas Europa


Amantes del vino en Valencia

Un viaje que combinó en el paladar un paraíso de colores, donde se conoció el olor y el perfume de los tintos, el glamour del rosado y el transparente y aromático blanco.


Por: Elizabeth Spisso/Ángela Vera

Sin resistencia, con aroma a uvas, se celebró el Módulo II del “Curso Introducción al Vino”, en Viva Vino, un lugar diseñado en torno esta bebida y su placer, ubicado en la urbanización El Viñedo de la ciudad de Valencia, en el que los participantes pudieron conocer un poco más sobre el arte de este liquido pincelado, su historia y sabores en un mundo real de sentidos y paladares.

El mismo fue facilitado por el reconocido enólogo Juan Carlos Ortega, quien con su larga trayectoria en esta confraria de ser el vino la razón de su fe para deleitar a otros con sus experiencias, delineó los primeros pasos para el reconocimiento del sabor a través del vino. Se recorrió en las más y mejores bodegas de Europa, específicamente Francia, Italia y España donde los años pasan y el deleite por esta bebida, se llena de importancia y conocimiento entre el colectivo.

Se impartió este segundo módulo titulado “Terroir, el Viejo Mundo y Cata Técnica” con la más cordial asistencia de personas ávidas e interesadas en este umbral de la uva convertida en un cáliz de sabores. Se pudo conocer el olor, el perfume de los tintos, el rosado en glamour suave, menos denso y suave en gusto. El blanco, transparente, distinguido y aromático. Así cómo combinar en el paladar este paraíso de colores de un mundo poco conocido para muchos, como es el vino y sus mejores bodegas.

Cada palabra impartida fue adentrando a los asistentes en los sabores combinados y de prolongada historia para ser de cada ser presente, el inicio de una serie de módulos que se irán mostrando con el fin de adentrarse a este capitolio de la copa pincelada de color a uvas.

Tanto el primero como el segundo módulo contaron con una nutrida asistencia, que obligó al Ingeniero Juan Carlos Ortega diseñar la serie del apasionante mundo del vino. Desde la historia, las mejores escuelas y bodegas, hasta el cómo tomar la copa, moverla al son del líquido y con el olfato reconocer la estirpe del contenido.

Debido al éxito y la participación que ha tenido esta forma de conocer este apasionante mundo del Vino, se repetirá el módulo I titulado “Comenzando por el Principio”, el día 26 de agosto. Para mayor información pueden comunicarse por los teléfonos 0241-826-4206 y 0414-359.1880 y también pueden visitar http://clubamantesdelvino.blogspot.com/.

sábado, 16 de agosto de 2008

Argentina Vinos Y Sabores


La sección económica y comercial de la Embajada de Argentina, deleitó a la ciudad de Valencia con un evento magno denominado Argentina Vinos y Sabores. El mismo se llevó a cabo en los lujosos salones de La Quinta Victoria, en la Urb. La Alegría, donde concurrieron las más prestigiosas casa vinícolas del sureño país.




Los representantes de la embajada, departieron con los invitados mientras se desarrollaba el evento, en la foto se aprecian, de izquierda a derecha, la Srta. Rossana Garcia, la Sra. Sheila Villalba, el Sr. Javier Binaghi (Jefe de la Sección Económica y Comercial) y Sra. Jenny Contreras.


Los selectos invitados pudieron disfrutar de los mejores vinos Argentinos, en un ambiente relajado, ameno y placentero que se vio amenizado por Rubén Darío y una pareja que nos deleito el espíritu con lo mas bello del tango argentino.

Las grandes bodegas trajeron toda su gama de vinos, donde resaltaron, como estrellas luminosas, los vinos Premium de cada casa, los cuales mencionaré brevemente.


Nieto Senetiner, nos presentó Cadus que viene en Cabernet Sauvignon, Syrah y Malbec, este último un varietal 100% malbec, de Agrelo y Luján de cuyo en Mendoza, de color rojo profundo, en nariz destacan vainilla, frutos rojos pequeños y ciruelas, y en boca, masculino, armónico y sensual.

Finca Flichman, Dedicado, es, como ellos mismos lo definen, su vino insignia, elaborado en años excepcionales, es un blend, con uvas provenientes 100% de Barrancas y Tupungato en Mendoza, y añejado 12 meses en barricas nuevas de roble francés. De color intenso con notas violáceas, aromas a frutas rojas maduras, hojas de tabaco y especias, que dejan un complejo y largo recuerdo.

Terrazas de los Andes, con su Afincado, el cual producen den dos versiones Cabernet Sauvignon y Malbec, sólo en años seleccionados, el Malbec, rojo profundo con gamas violetas, sus aromas abundan en cerezas, ciruelas pasas, con acentos acaramelados y ahumados, en boca con taninos maduros y potentes con rastros de ciruelas, moras y cerezas.

Familia Zucardi, además de presentarnos el Q, que viene en varios varietales, cabernet sauvignon, tempranillo, merlot y malbec, también pudimos degustar el Malamado, un vino al estilo de Oporto, Rojo Rubí y de una complejidad asombrosa.

Salentein, a través de su Finca El Potrillo, nos presenta una serie de varietales entre ellos un joven malbec, del valle de uco y tunuyán en Mendoza, en nariz con buenos recuerdos a frutas como moras, y en boca de taninos suaves.

Kaiken, agradable sorpresa nos presentó esta bodega, hija de la chilena Montes, que supo interpretar el altiplano argentino, para mostrarnos unos vinos jóvenes, modernos, agradables, llenos de fruta, maduros y de buen carácter, recomendables desde el menor hasta el ultra.

Etchart, con su Arnaldo B, este viene en dos varietales, cabernet sauvignon y malbec, originario de Cafayate, Salta, de rojo profundo, de aromas muy complejos que evocan, mermeladas de frutos negros, cedro, chocolate y trufas.

No podemos dejar de mencionar la presencia de excelentes bodegas como, Achaval Ferrer y su Quimera, Navarro Correa, Trivento Bodegas y Viñedos, Trapiche, Bodegas y Viñedos López. Todos mostrando lo mejor de cada una.

Una noche inolvidable, donde degustar todos estos caldos era toda una hazaña, para que el alcohol no hiciera mella de nuestros sentidos, los entremeses que acompañaron estos vinos, delicias a las que ya nos tiene acostumbrado La Quinta Victoria, esperamos en un futuro cercano podamos llevar un evento como este al público en general.

sábado, 2 de agosto de 2008

MI PRIMERA BODEGA DE VINOS


Introducción
Cuando nos decidimos a armar nuestra primera bodega de vino, nos asaltan muchas preguntas, ¿Qué comprar?, ¿Donde almacenar?, ¿Por donde comienzo?. Teniendo en cuenta que el vino es un ente vivo, que requiere de ciertos cuidados mínimos, para que no se dañe, debemos comenzar por elegir el lugar donde almacenaremos el vino. Después veremos que comprar.

Almacenaje
El almacenaje del vino es el factor más importante, a tener en cuanta, cuando nos decidimos a formar nuestra primera Bodega. Y para que este resulte adecuado debemos tener en cuanta los siguientes factores:
Temperatura: el vino evoluciona y se mantiene bien, si es guardado a temperaturas ideales, y se puede dañar irreversiblemente con temperaturas excesivamente altas o bajas, por lo tanto la guarda de los vinos debe hacerse en condiciones de temperatura óptima, en nuestros países, tropicales, nuestro principal problema es que las altas temperaturas, nos obligan a atemperar el sitio donde guardaremos nuestros vinos. La temperatura de guarda ideal de los vinos deberá estar alrededor de los 14 grados centígrados, definitivamente por debajo de los 18 grados y a no menos de 10 grados. En países de Europa, es común encontrar bodegas subterráneas, que normalmente son frescas de manera natural.
Humedad: este factor afecta principalmente los corchos naturales, si la humedad es muy baja, el corcho tiende a resecarse, y si pierde elasticidad y deja entrar aire, el vino se dañará rápidamente, así mismo el exceso de humedad, promoverá el crecimiento de hongos que pueden afectar el corcho y a su vez el vino. La humedad relativa de la bodega debe permanecer por encima del 70%, en el trópico, casi todo el año se cumple con esta premisa, sin embargo, si nuestro sitio de almacenaje tiene la temperatura acondicionada artificialmente, debemos cuidar que esta no baje, pues es normal que la humedad baje mucho con este tipo de aparatos. También debemos tener en cuenta que una humedad por encima del 90% puede ayudar el crecimiento de hongos indeseables.
Olores: El lugar de guarda debe estar libre de olores fuertes, tales como, insecticidas, combustibles, detergentes, etc, que eventualmente pudieran transferirse al vino.
Luz Solar: Enemigo número uno del vino, el vino debe descansar en un lugar oscuro, donde nunca llegue la luz directa del sol.
Vibraciones: debemos cuidar que no haya fuentes de vibración, cercanas a los vinos, tales como, motores, etc.

Hay unos refrigeradores especialmente diseñados para mantener el vino, con controles adecuados de temperatura y humedad, si puede adquirir uno de estos, es la solución más sencilla y económica disponible. Vienen en varios modelos con capacidad desde 4 botellas, hasta cientos de botellas, lo que considero mínimo ideal está alrededor de 20 botellas.

¿Qué comprar?
Nuestra primera compra debería estar motivada a adquirir una buena variedad de Tipos de vino, por ejemplo, Blancos, Espumantes, Rosados, Tintos y Fortificados, así mismo, deberá tener representados una buena cantidad de países productores, como pueden ser, Francia, Italia, España, Portugal, Chile, Argentina, Venezuela y Sudáfrica, por último, deberíamos incluir una buena variedad de cepas, de esta forma, vamos a tener la oportunidad de poder degustar diferentes vinos y comenzar a formar nuestro propio criterio respecto a las preferencias propias de cada quien. Aparte debemos iniciarnos con vinos sencillos, para ir afinando nuestro paladar y de allí seguir al ritmo de cada quien, hacia la búsqueda de nuevos sabores y calidades que satisfagan nuestros gustos particulares. Basados en estos cuatro principios, y tomando en cuenta la relación precio/valor de los vinos, mi sugerencia es la siguiente:

Blancos (En general deben ser vinos preferiblemente jóvenes):
Calvet Reserve (Francés).
Vinho Verde, Lagosta (Portugués).
Out of Africa, Sauvignon Blanc (Sudafricano).
Santa Rita Reserva Sauvignon Blanc (Chileno).
Casillero del Diablo Chardonay (Chileno).
Etchart Río de Plata Torrontes (Argentino).

Espumantes:
Prosecco (Italiano).
Freixenet, Carta Nevada, Cava (España).
Chandon, Brut (Argentino).
Pomar Brut Rose (Venezolano).

Rosado:
Frontera Merlot Rose (Chileno).

Tintos:
Beaujolais Village (Francés).
Chianti (Italiano).
Casillero del Diablo, Cabernet Sauvignon, 2005 (Chileno).
Castillo de Molina Carmenere (Chileno).
Don Nicanor Nieto Senetiner, Mendoza (Argentino).
Terrazas de los Andes Malbec (Argentino).
Viña Altagracia, Carora (Venezolano).

Fortificados:
Fino, Elegante, Jerez (Español).
Porto Tawny, Barros (Portugués).

Debe tener en cuenta que es probable que no consigan todos los vinos en un mismo establecimiento comercial, o que algún producto no se consiga en ninguna parte, o que ya haya experimentado alguno de estos vinos y no sean de su agrado, aventúrense a preguntar y a reemplazar cualquier sugerencia por un sustituto y disfrute probando nuevas alternativas, total, el fin último, es el placer que el vino nos produce. Salud.

domingo, 27 de julio de 2008

CATA DE ARBOLEDA, CALITERRA Y SEÑA

En días pasados fuimos invitados por Automercado Panda, a una cata privada de los vinos Arboleda, Caliterra y Seña. La misma fue organizada por Pedalco y fue dirigida por Vladimir Viloria en el Restaurante Tiberius, en la Ciudad de Valencia.

Degustamos ocho vinos, comenzando por dos blancos, el primero, Caliterra Reserva Chardonnay 2007, y el segundo, Arboleda Sauvignon Blanc 2007. Ambos vinos jóvenes, vibrantes, con muy buena acidez, el primero con aromas frutales y el segundo, florales y vegetales. Luego degustamos 6 tintos, comenzando con dos Carmenere, el primero, Caliterra Reserva y el segundo, Arboleda 2006, resaltando este último, como un vino muy balanceado; seguimos con dos caliterras Cabernet Sauvignon, el primero Reserva y el segundo Tribute, sobresaliendo este último por su tanino suave y buena persistencia; los últimos dos vinos fueron, el primero, un Arboleda Cabernet Sauvignon 2005, excelente balance y la mejor relación precio/valor de la noche, por último, la estrella de la noche, Seña, un vino excepcional, digno de probar para quien puede costearlo.
Agradecemos a los organizadores, la invitación y los felicitamos por el excelente evento que disfrutamos.

domingo, 13 de julio de 2008


ARGENTINA Y SUS VINOS

Argentina es el quinto productor mundial de vino, y segundo de América, detrás de USA, y en su historia reciente, ha tenido una penetración muy importante en el mercado internacional, compitiendo con los mejores del mundo, con vinos de muy alta calidad. Con su cepa insignia, Malbec, se ha posicionado sólidamente como el primer productor de Suramérica.

HISTORIA
Pasaría medio siglo, desde la llegada de Colón, para que en 1.543, llegasen a Argentina, las primeras vides, específicamente a la ciudad de Salta, procedentes del Alto Perú. Unos 10 años después llegan las vides a la ciudad de Santiago del Estero, donde gracias a los Jesuitas floreció el cultivo de la vid, para este momento las cosas comienzan a suceder rápidamente, y no pasarían 5 años cuando se fundan ciudades de Mendoza (1.561) y San Juan (1.562), que se convertirían en puntos estratégicos por donde ingresarían vides provenientes de Chile, a toda la Región de Cuyo.
La vid se transformó rápidamente en la principal riqueza Cuyana, y en 1.598, ya se degustaban en Buenos Aires los vinos de la zona.
Para finales del siglo XVI, la viticultura se desarrollaba en la provincia de las Misiones, y comienzan a dar signos de actividad en las provincias de Córdoba, Santa Fé y Buenos Aires. Pasarían dos siglos y medio, de lento pero consistente desarrollo, hasta que hacia 1.853, Domingo Faustino Sarmiento, gobernador del Cuyo (Mendoza-San Juan), contrata al francés Aimé Pouget, para que introduzca las primeras cepas francesas, entre otras la reconocida Malbec, cuya apropiada adaptación a la zona, la convertiría, a la postre, en insignia de la industria vitivinícola de Argentina.
En tiempos mas recientes, en 1.916, arriban a la región noreste (Salta-La Rioja-Catamarca), José Alazraqui y Miguel Hurtado, quienes dan un impulso importante a la viticultura local.
Después de un repunte importante en la producción de vinos de mesa en los años 70’s, la década de los 90’s se convirtió en la era de la inversión, introducción de tecnología de punta, capitales extranjeros permitieron refinar la producción de vinos de calidad superior, lo que le permite proyectarse a nivel internacional.
A partir de la década de los 90’s, se nota un cambio en la estrategia de producción de los vinos Argentinos, de grandes volúmenes de vinos de mesa, a volúmenes moderados de vinos finos, con calidad de exportación.

DENOMINACION DE ORIGEN CONTROLADA
De reciente creación, a fines de los 80’s, Argentina establece las primeras Denominaciones de Origen Controlada, comenzando en la región de Mendoza, y propulsada por las bodegas Bianchi, Suter y Goyenechea. Así mismo encontramos entre los precursores a la Bodega Canale, de Río Negro.

REGIONES VINÍCOLAS
La zona vinícola Argentina se encuentra al oeste del país, recostada a la cordillera de los andes, con alturas que oscilan entre 500 y 1.500 metros sobre el nivel del mar. Los vientos húmedos del pacífico, descargan su humedad sobre los andes chilenos, entrando al país secos, determinando una zona semidesértica, con inviernos igualmente secos, y una precipitación anual entre 100 y 400 mm de lluvia al año.
Está dividida en tres grandes regiones:
Centro-Oeste (Cuyo)
Nor-oeste.
Sur (Patagónica).

La Región CENTRO-OESTE, esta subdividida en siete (7) subregiones donde sobresalen Mendoza, San Juan y Valle del Uco.
MENDOZA, la más importante del país, aglomera la viticultura alrededor de los ríos de montaña. Esta región posee un suelo fino de características aluvionales, rocoso y arenoso. Las cepas más sembradas son las blancas, Chenin Blanc, Torrontés Riojano, Chardonnay, Riesling y Sauvignon Blanc, entre muchas. Y las tintas, Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Pinot Noir, Barbera, Sangiovese, Tempranilla y Boyarda, entre otras.
SAN JUAN, se encuentra en ambos lados del río del mismo nombre, observándose que los suelos situados en la margen izquierda del río son pedregosos y en parte cubiertos de arcilla y arena, adecuados al cultivo de la vid. Los ubicados sobre la margen derecha son de gran fertilidad, en general arenosos, arcillosos y poco profundos.
En San Juan la subzona mas importante es el Valle del Tulum y en menor proporción los valles de Zonda y Ullum. La variedad predominante es la rosada, Cereza, y entre las blancas le siguen en superficie sembrada, las variedades Moscatel de Alejandría, Pedro Giménez y Torrontés Riojano.
VALLE DEL UCO, ubicada al sur oeste de la ciudad de Mendoza, abarca territorios cultivados de los departamentos de Tunuyán, Tupungato y San Carlos, sobre el piedemonte Andino. En esta área predominan las variedades tintas, entre otras: Malbec, Tempranilla, Barbera, Merlot, Cabernet Sauvignon, Sangiovese y Bonarda. Y entre las blancas para vinificar, están Semillón (principalmente en Tupungato), Torrontés Riojano, Pedro Giménez, Chardonnay y Chenin.

La región NOR-OESTE, esta compuesta por cuatro (4) sub regiones, entre las que sobresalen SALTA, CATAMARCA y LA RIOJA.
SALTA, donde se destaca el Valle de Calchaquíes, encontramos la localidad de Cafayate, la más importante de la región para la producción de vinos, que cuenta con los viñedos más altos del mundo (1.700 m.s.n.m.), y suelo francoarenoso profundo, con ripio y piedras sueltas; donde el Torrontés Riojano es la cepa insignia, seguido por Chardonnay, Chenin y Cabernet Sauvignon.
CATAMARCA, con sus suelos son profundos, francos o limoarenosos, donde la variedad cereza tiene una predominancia general, acompañada en menor cuantía de Torrontés Riojano, Bonarda y Moscatel de Alejandría.
LA RIOJA, tiene suelos aluvionales con textura franca a franca-arenosa; y está conformada por pequeños valles, entre las Sierras de Velasco y Famatina. La cepa por excelencia de la zona es el Torrontés riojano.

Por último la Región SUR, como su nombre lo indica es la región mas austral de argentina, donde destaca la zona de RIO NEGRO, en la que se siembran las tintas Malbec, Merlot, Syrah, Piriot Noir, Cabernet Sauvignon, y Bonarda, y las blancas Torrontés Riojano, Pedro Giménez, Semillón, Torrontés Sanjuanino, Sauvignon Blanc, Torrontés Mendocino y Chenin.

TURISMO
La ya internacionalmente conocida Ruta del Vino es un desplazamiento que bordea la Cordillera de los Andes comenzando por la provincia de Salta y bajando hacia el sur, pasando por Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza y Neuquén, para terminar en Río Negro.
De acuerdo a ArgentinaTuristica.com, los vinos Argentinos, tienen una capacidad antioxidante mayor que los de Usa, Chile y el Viejo Mundo, esto debido a la altura, inusual, a que se encuentran los viñedos, lo que incidiría en una alta concentración de “Polifenoles”, que son las sustancias beneficiosas para la salud, lo que los convierte en uno de los vinos mas saludables del Planeta.

En resumen podemos decir que Argentina nos presenta una gran diversidad de vinos elegantes, bien presentados, y muy satisfactorios, que pueden ser degustados a unos precios, muy competitivos, frente a los vinos del viejo mundo.