domingo, 6 de julio de 2008

Viaje al Valle de Napa



Gratificante, exquisita, romántica, renovadora, placentera, enriquecedora, así se vive la experiencia de un viaje al Valle de Napa. Una experiencia obligada para los amantes del vino y la buena cocina, y un destino inolvidable para cualquier persona que disfrute de la buena vida.

El valle de Napa está situado al noreste de San Francisco, California, a una hora y media en carro de allí, es un valle espectacular, orientado norte-sur, que forma parte del Condado de Napa, tiene unos 50 kilómetros de largo por 8 de ancho, y en el se asientan, de sur a norte las ciudades de Napa, Yountville, Rutherford/Oakville, St. Helena y Calistoga.

Hacia mediados de la década de los 60’s, Robert Mondavi, recientemente fallecido, funda en Oakville, la primera gran viña del valle, ejemplo, que es seguido por otros y comienza le revitalización del valle y su industria vitivinícola.
A partir de allí, muchos llegaron al valle y fundaron, una gran cantidad de vinerías de primera categoría que hoy montan a más de 400.
En 1.976, el experto inglés Steven Spurrier, organizó una cata a ciegas que se denominó La Cata de París de 1.976, la cata incluyó vinos franceses espectaculares como, los Bordeleses Château Haut-Brion y Château Mouton-Rothschild, así como los Borgoñeses, Domaine Ramonet-Prudhon Bâtard Montrachet y JosephDrouhin Beaune Clos des Mouches. Todos los vinos californianos catados eran desconocidos para esa fecha, e incluyeron entre los Cabernet Sauvignon a, Ridge, Stag’s Leap Wine Cellars, y Freemark Abbey, y entre los Chardonnays, Chateau Montelena y Chalone. Los nueve jueces franceses, estaban seguros de que los Borgoña y Burdeos estrían en el tope de la selección. Pero quedaron atónitos, al ver, al final de la cata, que habían seleccionado el Stag’s Leap 1973 Cabernet Sauvignon y el Chateau Montelena Chardonnay, como los primeros de la Cata. Esto catapultó la Fama de Napa Valley y definitivamente puso su nombre en los libros de Vinos del planeta.
Por años los críticos han coincidido en repetir que los vinos Californianos tienen un encanto sexy cuando son jóvenes, tratando de esta manera de reivindicar los vinos franceses en su longevidad. Entonces en la primavera del 2006, el Sr. Spurrier, organizó de nuevo una cata ciega con los mismos vinos, pero ahora con 30 años mas, y para hacer de la historia larga, corta, el primer lugar lo obtuvo el Ridge Monte Bello Cabernet Sauvignon, segundo, Stag’s Leap Wine Cellars Cabernet Sauvignon, y el afamado Château Mouton-Rothschild, ocupó el sexto lugar.

UVAS
Aunque las primeras siembras datan de 1831, no es sino hasta 1860 que se empiezan a introducir cepas europeas. Desde las Bordelesas, Cabernet Sauvignon, la reina de Napa y Sauvignon Blanc, hasta las Borgoñesas, Chardonnay y Pinot Noir, pasando por una importante cantidad de cepas, entre las mas populares Merlot, , Riesling, Petite Sirah, Gamay Beaujolais and Chenin Blanc, sin olvidar lo que podría ser una de las uvas mas populares la Zinfandel.

PRODUCTORES
Como dijimos hay cerca de 400 vinerías en el Valle, lo que hace poco práctico listarlas, todas, listaremos, las más emblemáticas y populares, so pena de incurrir en algún olvido importante, de su a norte:
The Hess Collection Winery
Mayacamas
Stag’s Leap Wine Cellars
Domaine Chandon
Robert Mondavi Winery
Opus One
St. Supéry Vineyards and Winery
Rubicon Estate (Niebaum-Coppola)
Beaulieu Vineyards
Joseph Phelps Vineyards
Heitz Cellars
Beringer Vineyards
Schramsberg Vineyards
Sterling Vineyards
Clos Pegase
Chateau Montelena

DESTINO TURÍSTICO
Hoy día el Valle de Napa es más que un destino enológico, es un destino turístico que atrae a unas de 8 millones de personas al año, quizás la segunda atracción más visitada, de California, después de Disneyland. Definitivamente un destino para mayores de edad, que encontrarán un ambiente refinado, que los envolverá con su hermosa naturaleza.
Más allá de la Cata de vinos, quizás la más popular de las atracciones del Valle, encontramos una serie de actividades complementarias que sin duda cautivarán a muchos de los visitantes:
Napa: hermosa ciudad que da nombre al valle, es el centro de negocios más importante de la zona, y es la mas grande las ciudades y poblaciones del valle.
Paseos en globo.
Gastronomía. COPIA por sus siglas en inglés Centro americano de Vino, Comida y Arte (American Center for Wine, Food and Art).
Crucero del Río Napa.
El Tren del Valle de Napa.
Yountville, Oakville y Rutherford: románticos pueblecitos que ofrecen acogedoras alternativas de alojamiento, y verdaderas joyas gastronómicas, liderizada por el exclusivo Restaurante, The French Laundry, del famoso chef Thomas Keller:
Paseos en globo.
Tour de bicicletas.
Áreas de Picnic, pudiéndose aprovisionar para ello en Dean & Deluca.
Museo del Valle de Napa.
El restaurante Bouchon, es una alternativa accesible.
St. Helena y Calistoga: hermosas ciudades, de tamaño intermedio, que ofrecen un contacto mas cercano a la naturaleza con sus encantadores parques naturales:
Bothe Napa Valley State Park.
Culinary Institute of America al Greystone.
Dr. Wilkingson’s Hot Spring Resort.
Ciclismo Santa Helena.
No dejen de comer en Taylor’s Refresher, un típico restaurante informal de los años 60.

PARA VISITARLA
Sugiero dos estrategias principales para visitarla, alojándose en San Francisco, o quedándose en el propio valle.
Si lo hace desde San Francisco, tiene la ventaja de matar dos pájaros de un tiro, pues, esta ciudad es un destino espectacular. Una vez allí, puede tomar un Tour de un día hasta Napa, los hay desde 6 hasta 10 horas, en todo tipo de vehículos, tales como camionetas o limosinas. Una ventaja adicional es que no tiene que manejar, lo cual está prohibido cuando se está bajo la influencia del alcohol. La principal desventaja es que cada trayecto (ida y vuelta) toma entre 1 hora, y hora y media de camino.
Si se aloja en el Valle, y sugiero algún hotel de Yountville, para hacerlo, se verá envuelto en la mágica atmósfera del lugar, podrá caminar de noche al restaurante de su preferencia, e integrarse con los locales, disfrutar de un spa, o simplemente hacer un picnic al aire libre. La desventaja, sugiero buscar un conductor, o designar uno del grupo, lo que lo dejará fuera de la experiencia de las catas.



Una experiencia memorable, para quien puede costearla, ya que el destino no solo nos queda lejos de nuestro país, sino que es en general un poco costoso. Sin embargo, no podrá quejarse de lo que va a recibir a cambio, una experiencia única.

No hay comentarios: