viernes, 14 de marzo de 2008

EN ESTAS VACACIONES, UN TINTO DE VERANO


Tiempo de quitarnos el traje, el vestido, la corbata, la camisa, la blusa, el pantalón, la falda, y ponernos el traje de baño, las sandalias, la camiseta, el pareo, los shorts, los lentes de sol, la gorra, y disfrutar de un Tinto de Verano.

En esta época esperada, salimos en busca de descanso, tratando de cambiar de ambiente, examinando alternativas de recreo, y buscándoles actividades a los niños y a los no tan niños.

La Playa, la Montaña, el Llano, son destinos, clásicos, que proporcionan las actividades características de estos lugares, como baños de mar, excursiones, parrillas, campamentos, paseos a caballos, el tradicional juego de bolas, o para los más sedentarios, dominó o cartas.

En la mayoría de éstas actividades nos acompaña el calor típico de nuestro trópico, lo que nos incita a refrescarnos, y a pesar de que el vino tradicionalmente nos induce un poco de calor adicional, aquí les traigo una propuesta diferente, que nos entrega la madre patria, y que nos refrescará de manera, agradable y económica.

El Tinto de Verano es muy fácil de preparar, se mezclan en una jarra:

  • 1/2 litro de vino tinto.
  • 1/2 litro de refresco gaseoso transparente (tipo Sprite o 7up).
  • Un toque (10cc) de Martini rojo (opcional).
  • Hielo abundante.
  • 1 limón, en rodajas como adorno.

Debido a que se trata de un cóctel, se sugiere, usar un vino económico, ya que los sabores y aromas de este, serán arropados por el refresco.

Los que cuidan su peso, lo pueden hacer “Light”, agregando refresco “Ligero”.

El servicio de este trago, normalmente, se hace en vaso largo, sin embargo lo he visto servir en copas, bien sea las que se usan para vino tinto o para agua.

Existen variaciones a la receta original, donde usan refrescos de otros sabores, o jugos de fruta, sin embargo, estás variaciones la hacen confundir con su hermana la “Sangría”.

La historia del Tinto de Verano, no es de muy larga data, se remonta a un cóctel Español, de autor desconocido, que nació entre los años 60 y 70’s, predecesor de este y de nombre Kalimocho o Calimocho, el cual consiste en una mezcla de Coca-cola y Vino tinto. Alguien cambió la Coca-cola por Soda o refresco transparente, le agregó el Martini y el limón, y otro mas lo comenzó a llamar Tinto de Verano.

Lo cierto es que para nuestro trópico, cuando aprieta el calor, este cóctel, es una alternativa agradable, que parece haber sido hecha especialmente para nuestro entorno.

Tome con moderación, refrésquese y Salud!

(Publicado en El Carbobeño Agosto 2007)